29 agosto, 2002

Programas de Inclusión

Luego de definir los objetivos en común acuerdo entre la familia, el usuario y el equipo profesional, las intervenciones individuales permiten fomentar el desarrollo de autonomía de la persona con discapacidad, con el fin de fomentar su sentido de autodeterminación e independencia.

Mediante la planificación de actividades y la realización de prácticas laborales, el usuario reconoce sus habilidades y limitaciones personales en relación al mundo del trabajo, y desarrolla habilidades genéricas para el ingreso al mercado laboral. Asimismo, conoce e indaga en los perfiles laborales posibles para su futuro, y logra identificar el suyo para su búsqueda de empleo.

Con el apoyo de un Preparador Laboral, la persona accede y permanece en un puesto de trabajo dentro del mercado laboral abierto, considerando de igual manera las necesidades de la empresa donde se incorporará.

El Taller para el desarrollo del ocio fomenta la interacción entre pares y el uso del tiempo libre de los usuarios.

El Taller de estimulación cognitivo – comunicativa mantiene el desarrollo de sus habilidades de atención, memoria, lenguaje y funciones ejecutivas.

El Taller de Habilidades Socioemocionales acompaña el tránsito a la vida adulta y la inserción al trabajo, con el fin de desarrollar y fomentar habilidades que faciliten su adaptación e inclusión sociolaboral.