¿Cómo acreditar discapacidad para uso de estacionamientos reservados?

El Servicio Nacional de Discapacidad (Senadis) explica que para hacer uso de los estacionamientos reservados a personas con discapacidad se necesita la Credencial de Discapacidad.

La Cruz de Malta en un vehículo no tiene ninguna validez para efectos de la Ley de Tránsito según confirman desde el Servicio Nacional de Discapacidad (Senadis). Quedó obsoleta en 2010 y sólo sirve para alertar a otros conductores que en el vehículo transita una persona con discapacidad.

El Decálogo de Estacionamientos para Personas con Discapacidad de Senadis explica que para hacer uso de estacionamientos reservados en centros comerciales, supermercados y otros recintos se debe exhibir la credencial que acredita que la persona está inscrita en el Registro Nacional de la Discapacidad.

Según establece la ley, este documento debe estar visible al costado inferior izquierdo del parabrisas al interior del vehículo.

En este caso ni la Cruz de Malta ni ningún otro distintivo en el vehículo autoriza el uso de uno de esos estacionamientos reservados. Además, el estacionamiento puede ser utilizado por un conductor que transporte a una persona con discapacidad, siempre y cuando exhiba la credencial. No es necesario que quien conduce sea la persona con discapacidad.

¿A qué multas se arriesgan quienes infringen la ley?

Los encargados de fiscalizar el correcto uso de los espacios reservados son carabineros y los inspectores municipales. Son ellos los que pueden cursar infracciones en la vía pública e incluso al interior de espacios privados como supermercados o centros comerciales.

En estos casos los guardias están facultados para llamar a funcionarios policiales para cursar la multa correspondiente. Los conductores que infrinjan la ley por hacer uso indebido de estos estacionamientos arriesgan multas que van desde los 0,5 a 1,5 UTM según determine el Juzgado de Policía Local.

Cómo obtener la credencial

Para obtener la credencial primero hay que estar inscrito en el Registro Nacional de la Discapacidad. Esto se hace retirando un formulario de Solicitud de Evaluación de Discapacidad en la Comisión Médica Preventiva y de Invalidez (Compin) y presentarlo ante el médico tratante quien debe completarlo y firmarlo. Cumplido este paso, el formulario debe ser entregado a la Compin que es la encargada de evaluar el caso y determinar el grado de discapacidad del solicitante para luego entregar la credencial correspondiente.

Fuente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *