Solo el 29% de las grandes empresas cuenta con personal en situación de discapacidad

En el marco de la nueva Ley de Inclusión Laboral, que establece la reserva del 1% de empleos para personas en situación de discapacidad en empresas de más de 100 personas, la consultora Randstad realizó un estudio en los principales sectores productivos del país, revelando que el 44% de los ejecutivos encuestados afirma que la empresa para la cual trabaja no cuenta con personas en situación de discapacidad.

Al analizar por tamaño de empresa, 29% de las grandes (+201 empleados), 60% de las medianas (50 a 200 empleados) y 67% de empresas pequeñas (1 a 50 empleados) no cuentan en su plantilla con colaboradores discapacitados.

A pesar de que la ley comienza a regular a las empresas a comienzos del año que viene, otros resultados muestran que el 39% de las organizaciones declara no estar abordando la temática con planes concretos para los desafíos estructurales y culturales que se avecinan. Mientras que el 30% declara que no saber si se están realizando los ajustes necesarios.

Por otra parte, solo el 16% declara contar con un equipo de trabajo destinado a ocuparse de la implementación de la ley al interior de la organización.

Para Natalia Zuñiga, directora de Marketing y Comunicaciones de Randstad Chile, estos resultados son preocupantes y poco consecuentes con la realidad del país, donde un 20% de las personas mayores de 18 años en Chile se encuentran en situación de discapacidad (más de 2.600.000 personas) y, de este porcentaje, casi un tercio se encuentra sin trabajo (36,2%).

Si miramos un poco más allá, las personas con discapacidad perciben una remuneración un 32% inferior que una persona sin discapacidad. Datos que son preocupantes, pero nos dan la oportunidad para establecer las condiciones que permitan desarrollar verdaderos procesos inclusivos en beneficio de las personas con discapacidad, entendiendo que, una deficiencia o una alteración funcional no deben limitar el desempeño de las personas ni su participación en la sociedad”, afirma.

40.000 nuevos puestos de trabajo

Se estima que la nueva Ley de Inclusión Laboral abra alrededor de 40.000 nuevas vacantes de empleo.

El estudio de Randstad muestra que las posiciones a las cuales resulta más probable que las organizaciones incorporen personal con discapacidad se encuentran: servicios de atención al cliente (39%), servicios de recepción y administración (19%), servicios logísticos y de cadena productiva (15%), posiciones de head office como legal, marketing, finanzas y RR.HH (12%), entre otras.

Una de las grandes ventajas que vemos con la Ley de Inclusión es que reforzará que los procesos de selección se basen en la calidad y aptitud de los postulantes en lugar de otros factores, elevando el nivel profesional y mejorando la cultura corporativa donde, el que quiere trabajar y aportar tiene grandes ventajas”, señala la ejecutiva.

Por otro lado y, acerca de si las compañías cuentan con la infraestructura acorde y accesos necesarios para contratar personas en situación de discapacidad, 51% de los ejecutivos declara que sí, pero para ciertos tipos y grados de discapacidad, mientras un 6% declara estar preparados.

En tanto, un 37% afirma no contar con las condiciones estructurales, situación que va en aumento en las medianas y pequeñas empresas.

FUENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *